Pruebas de idiomas: ¿cómo prepararse para ellas?

Ha llegado el momento de poner a prueba sus conocimientos y, sobre todo, de aprobar un diploma de idiomas reconocido internacionalmente que le permita trabajar en el extranjero sin problemas. Sabes la fecha del examen pero, desafortunadamente, tus estudios están muy atrasados y no sabes cómo prepararte para maximizar tus posibilidades de éxito cuando llegue el día. No te preocupes, gracias a Internet, las soluciones online se multiplican para dar a los candidatos pistas para trabajar. Finalmente tendrás la oportunidad de demostrar de lo que eres capaz.

Sitios web especializados en capacitación

Aunque te sientas muy cómodo hablando inglés o español, esto no significa necesariamente que tengas el nivel para hacer un examen oficial para el TOEIC (Test of English for International Communication), TOEFL (Test of English as a Foreign Language) o DELE (Diplomas de Español como Lengua Extranjera). Las cuestiones de gramática, ortografía y sintaxis, estudiadas en la escuela pero a menudo olvidadas desde entonces, pueden ser trampas peligrosas y hacer que el candidato pierda muchos puntos. Es precisamente para evitar estas trampas que algunos sitios web se han especializado en la preparación de TOEIC. Practicando regularmente, revisando los puntos de gramática y ofreciendo simulacros de exámenes TOEIC, estas plataformas de trabajo le ayudarán a reforzar sus conocimientos para que pueda restituirlos adecuadamente el día del examen.

Trae el lenguaje a tu vida diaria

Junto con este entrenamiento de TOEIC, también necesitas familiarizarte con el idioma que quieres estudiar. Aunque tengas un muy buen nivel de inglés, no impresionarás a nadie si te falta práctica. Sin hablarlo regularmente, un idioma extranjero se oxidará muy rápidamente, en unos pocos años como máximo. Los automatismos desaparecen y te encuentras atascado con palabras o conjugaciones que has dominado. Para estar en su mejor momento el día del examen, vuelva a aprender a utilizar el lenguaje a diario, en casa o en el trabajo. Hay cientos de formas de hacer esto, todas ellas apropiadas a sus intereses y habilidades personales. Por ejemplo, puedes ver las películas en su versión original, primero con subtítulos en francés y luego poco a poco eliminarlas.

Deja de pensar en francés y todo estará bien

Esta es la última etapa de preparación antes de su examen. Le permitirá estar entre los mejores candidatos. Es precisamente esto lo que permite a los calificadores marcar la diferencia entre un candidato aprobable, que se acaba de graduar, y el que recibirá las notas más altas y las evaluaciones más brillantes. Obligaos a no pensar en francés, sino en inglés, español o alemán, según la prueba que queráis hacer. Esta es una parte clave de la preparación del TOEIC. Es fácil para un anotador identificar a los candidatos que están constantemente traduciendo en su cabeza del francés al inglés. Es un error común, pero nunca le permitirá expresarse como un verdadero hablante de inglés. Pensando en inglés, evitando la traducción de DeepL, este mecanismo se volverá gradualmente natural y seguramente pasarás tu prueba con éxito.